Los Ñadis

Para escuchar los registros sonoros dar click en el círculo (contenido requiere FlashPlayer)

 

Saltón del río Baker: sector Los Ñadis

Carretera Austral entre Cochrane y Caleta Tortel/Villa O’Higgins

El día 24 de Noviembre de 2011 luego de un largo recorrido a través de la carretera austral arrivamos a Cochrane donde debíamos encontrarnos con Lyli Schindele, mientras compartiamos un café nos entregó las coordenadas para llegar a su “Refugio Río Ñadis” segundo emplazamiento de nuestro viaje donde se ubica el llamado Saltón del Baker.
Por la tarde llegamos al Refugio donde fuimos amablemente acogidos por Rosendo Sánchez quien nos esperaba enterado de nuestra visita.

En este sector de Los Ñadis el Baker adquiere una forma ensanchada de gran majestuosidad y mas bien silenciosa situado entre la pradera Los Ñadis y Campo de hielo norte. Aquí realizamos un registro contextual del lento pasar del río que nos daba la sensación de una gran profundidad, lo mirábamos desde arriba puesto que las aguas lentamente han ido erosionando y socavando el terreno blando de las paredes que lo encausan, del mismo modo realizamos grabaciones diurnas y nocturnas en los alrededores del río, por el día la lluvia, el viento y el graznido de las bandurrias proponían un nuevo escenario acústico donde el Baker se replegaba a un segundo plano sonoro en una profundidad casi silenciosa. La noche se posó como una gran bóveda sobre el valle de Los Ñadis, nos sorprendió el inquietante vaciado sonoro que realzaba el lento pasar del Baker al fondo del valle y lejano como un resplandor sonoro asemejable a un ruido blanco.

El día 26 de Noviembre de 2011 y luego de una gran tormenta partimos al sector del Saltón del Baker. A caballo y guiados por Rosendo a través de un sendero usado por los pobladores del sector, cruzamos bosques de coigue y ñirre, praderas abiertas y arroyos, siempre a orillas del Río Baker. Nos acompañan las cordilleras cubiertas de nieve y hielo, las bandurrias, teros y otras aves silvestres. Después de aproximadamente 2 horas ya sentimos el trueno del agua del Río Baker que choca contra las rocas en su lecho angosto. Dejamos aquí los caballos en un bosque y nos acercamos a pie a los rápidos del río: “El Saltón”.

Tomamos el tiempo necesario para realizar el registro sonoro al borde de El Saltón, fotografiar, sorprendernos con las horadadas rocas del lecho que parecían lamentarse, tomar las coordenadas y disfrutar de este paisaje sonoro impresionante, donde el estruendoso pasar del río fragmentaba las conversaciones que infructuosamente intentábamos entablar, no podíamos dejar de escucharlo, el río era el personaje principal.

Mientras una de nuestras máquinas registraba El Saltón, subimos camino a pie alrededor de 15 minutos hasta el “Corte San Carlos” y realizamos una grabación en movimiento siguiendo a Rosendo quien iba despejando la selva de un sendero que a ratos se cortaba con generosas caídas de agua. El Corte San Carlos es un sendero construido en una gran muralla de roca a un costado del Saltón. Este impresionante obra de pioneros culmina en un corto túnel en las vertiginosas alturas, allí permanecimos un momento rodeados de un paisaje sonoro-visual maravilloso.

(+) Volver al inicio